Maika   

Soy Maika, parte del alma de SAt ioga.

Empecé a practicar yoga por recomendación  médica, porqué tenía problemas de espalda. Enseguida vi que el yoga me aportaba no sólo beneficios físicos, sino también mentales y emocionales. Para mi, practicar Yoga Kundalini ha ha sido como abrir una puerta a una nueva forma de vivir, a una nova forma de enfocar y de aceptar todo lo que me pasa (tanto lo que puedo controlar como lo que no).

 La formación como Profesora de Yoga Kundalini me dió la posibilidad de dedicarme a compartir esta herramienta que para mi ha sido tan eficaz y que siento que es muy potente: el Yoga Kundalini. Mi deseo es hacer llegar el Yoga al máximo numero de personas posible... ¡porqué funciona!

Decidí ampliar mis conocimientos sobre el yoga haciendo la formación para Embarazadas y de Postparto. Y entonces fué como abrir una ventana a la ternura y a la vibración que aporta la maternidad. Descubrí que el yoga nos puede ayudar en cualquiera de les etapas de nuestra vida, por más fantástica, esplendida, dura y/o cargada de emociones que sea.

Me encanta dar clases de yoga. Me fascina poder haber hecho de mi pasión una profesión. Estoy agradecida de poder compartir con vosotras/vosotros mis conocimientos y mis experiencias con el yoga. Y por eso intento transmitir todo este amor y todo este entusiasmo que siento en cada una de les clases que doy.

Hoy en día ya no puedo imaginarme mi vida sin el yoga: es como mi"droga".